Dividimos el tratamiento en varias fases:

En primer lugar actuamos sobre el dolor agudo para mejorar sustancialmente la calidad de vida del paciente. Para ello tenemos desde tratamiento tradicional hasta fisioterapia invasia: EPTE

 

En segundo lugar buscamos el origen de la tensión generada en la fascia para ponerle remedio mediante nuestro reequilibrio del sistema locomotor.

 

Por último realizar un correcto estudio de la pisada para saber si la fascitis guarda relación con la forma de pisar realizado por nuestro gabinete de podología.